miércoles, 12 de octubre de 2011

FALLÓ EL COCO EN LA "I TRAVESÍA DE LA GALERA" (CANDELARIA)

Recorrido de la prueba.
Hace unos días, el gran Eneko Llanos, Triatleta español y uno de los más reconocidos a nivel mundial, rompía en el kilómetro 70 de carretera en el Ironman de Hawai. Según nos contó, sufrió de nuevo molestias gástricas como en el pasado Ironman de Abu Dhabi. Hace algunos meses, Darío, el Míster,  de Cinde Tenerife, rompía en la Ultratrail de Madeira, tras una lesión en el tibial en el km 7 que pudo soportar "sólo" hasta el 80, jeje. Son éstas algunas muestras de que lo físico juega un papel importante en la competición del Triatlón o cualquier otro deporte. Podrás tener una buena preparación, la mejor. Eneko y Darío la tenían, pero siempre estás a expensas de tener un pinchazo. Es lo que nos diferencia del Atari. Nosotros no somos máquinas. Bueno...algún animal hay por ahí......y no voy a señalar....
Otro importantísimo factor a tener en cuenta a la hora de competir es el estado anímico. Tu fuerza mental. Tu disposición a enfrentarte a durísimos retos, a reveses que de seguro vas a encontrarte por el camino, y sobre todo, la capacidad de centrarte en lo que estás haciendo, de aislarte de la podredumbre y la estupidez del mundo exterior. Hoy, en mi participación en la I Travesía a Nado del Club Náutico y Social de La Galera de Candelaria, ha sido este eslabón el que me ha faltado para competir a gusto, centrado, y disfrutando de lo lindo. ¿Qué injusto, verdad? Con las horas que uno le dedica..... Bueno, sin duda la lección está aprendida. Ustedes, queridísimo lectores, pensarán.... sí sí.....ahora viene éste, de cuyas calamidades en el agua ya conocemos, y nos sale con que no ha tenido el día, y encima se le ha subido un gemelo.... Anda!!! Fueraaa!!!!! Inútil!!!!  Jjajajaja!!!  Les aseguro que no ha sido así. Si les interesa profundizar un poco más en este capítulo, el sexto de mi vida deportiva y de este año desde que entreno, continúen conmigo. Se lo agradeceré.
Llegamos a Candelaria. Un día espléndido y un meteo que apuntaba a olas de 1,5 y viento de 15 nudos del noreste, el predominante por estas fechas y en esa zona. Al asomarnos al espaldón vislumbramos que la cosa podía estar más fea.....
Los prolegómenos de la prueba, paso por check-in, microchip al tobillo, gorro, etc....-sin duda una excelente organización- y al agua patos tras la competición de los enanos. La prueba, 2000 metros en circuito que pueden ver al comienzo de estas líneas. 
Primer largo: de nuevo despistado, desorientado, no consigo arrumbar a la boya correctamente y me quedo fuera de la prueba. Totalmente fuera. Por ese camino habría llegado directo a la Basílica de Candelaria. 
Segundo largo: continúo hasta la boya norte. Mucha mar de costado. Incómoda. Tragué bastante agua. ¿El ritmo? Lento porque me encontraba en el aire. Fuera de esta prueba. Alguna mano cerca de mí. Bien!!! No estoy solo. 
Tercer largo, el de bajada hasta las boyas de giro: fatal. Bien físicamente, pero hundido. Pensando en todo menos en la prueba. Tal fue este "despiste", que me pasé de largo las boyas, derivé a tierra y una moto vino a "rescatarme" gritando que ese no era el camino que las boyas estaban alláaaaaaa a lo lejos. Grité, joderrr!!! Cómo me he desviado!!!! El "motero" gritó...ánimo!!!!!!!!  Remontar todo ésto con la mar en contra me costó, pero llegué a la boya de giro y de ahí arrumbé a la última.
Última boya: en el trayecto hacia ésta era tal la mar que entraba, unos dos metros aproximadamente, que entre cresta y cresta, perdía por completo mi ubicación en el agua. No sabía hacia dónde debía tirar, pero llegué. Eran montañas de agua, cojones!!!!
Último largo hacia el Muelle: mi empanada y desánimo eran tales que casi arrumbo hacia un muelle equivocado. Una moto, de nuevo, paró a mi lado pidiéndome que enseñara el pulgar. Era de los últimos y se suponía que algo me pasaba. Me miraban y pasaban a mi lado con preocupación. Gracias por el apoyo de todas las unidades marítimas. Mil gracias!!!!!!!
Ya podía ver los mástiles de los veleros del Club. Edu, vas a llegar....hasta que a mitad del largo, con una mar "bonita" de costado, el gemelo derecho se me subió. En mi vida me había ocurrido. Nunca!!!! Siempre he visto a futbolistas gritando en el césped y a alguien que tira de su pie para recolocarlo y he pensado, ¿qué tontos, no? Jjajajaja!!!! Pues señoras y señores, no podía, no podía mover el pie derecho. Y si movía el izquierdo, movía el derecho y el dolor me mataba. Ahí sí que me las vi. Recordé la técnica de Pedro en piscina y los entremos con el pull-boy, corcho que te colocas entre las piernas para nadar sin su propulsión. Esto ya lo he hecho....no puedo fallar, pero costaba. Costaba horrores. 
A trancas y barrancas llegué a la rampa del varadero. Fui directo a la barandilla. Estaba seguro de que no podría caminar, pero pude subir despacio y cruzar la meta. La gente aplaudía aunque no recuerdo el sonido, estaba abstraído, desangelado. Yo sólo quería sentarme. Mi amigo Andrés tiró del gemelo y medio lo colocó. Qué dolor!!!!!!!!!!!!!!!!!!  Algún estiramiento posterior y la ayuda de Eloy me lo dejaron en el sitio. La "bola" ha desaparecido. 
Una hora y cuatro minutos. Quinto por la cola de la clasificación. Es lo de menos. No me habría importado acabar de la misma forma, pero centrado, disfrutando como un niño. Sin duda esto no volverá a ocurrir. Un ramillete de ajos virtuales, ahuyentará toda esa podredumbre lejos. Muy lejos en competición.

Qué arte tienes!!!!!!!!!
Lecciones aprendidas, muchas:
  • Nadar en mar abierto y con malas condiciones de la mar. 
  • Elevación de la cabeza para no tragar agua. Lo que ya sabíamos pero nunca habíamos trabajado en condiciones tan malas.
  • Colocación en el agua, centro de gravedad e inmersión de la cabeza para compensar: muy bien. No puedo quejarme.
  • Cómprate una brújula, chaval: no saber orientarme. perderme en el agua. En Madrid me he encontrado más ubicado sin GPS....
  • Nadar sin piernas por tirón en éstas. Sin duda hay que recuperar los ejercicios de técnica.
  • Perder el miedo a nadar con el fondo lejano. Superado!!!!
Nos vemos en la próxima. Pienso seguirme machacando en el agua. Mi segmento más débil con diferencia. Nos veremos el 5 de noviembre en el Hotel Tecina para nadar e la Travesía a Nado de Playa Santiago. 
A todas éstas.....quién iba a decirme a mí en febrero que completaría una travesía a nado de 2000 metros, prueba específica para nadadores.
"Una victoria es cuando los demás admiran quién eras y en lo que te estás convirtiendo. No cambies tus valores..." Gracias Darío, me has sacado las lágrimas y me has dado de nuevo alas. Lección aprendida.

1 comentario:

  1. para el verano ya quede en ir a un hotel en buenos aires, espero algún día hacer esa travesía

    ResponderEliminar